viernes, 31 de julio de 2015

La cópula feroz y apasionada entre un montacargas y un jilguero (De "Poemas Anagógicos")



Cuando la tarde 
arroje sus flores desde el cielo,
las cenizas de una bruja
se levantarán con la bruma de la noche;
 las estrellas
moldearán mortajas y la luna
te convertirá en hebras para hilar los senderos
que pisarán tus pies desnudos
 durante el día. 

A eso de las tres
te observo tendida como una tela sutil
sobre árboles y búhos,
sobre velámenes y puertos,
sobre recuerdos y melancolías. 
Por un momento
haces que me detenga en ese punto
sin tiempo,
sin espacio,
sin sustancia
donde las cosas se mezclan 
y se cuelan a sí mismas
incesantes y ciegas.

Entonando un madrigal,
la alborada modelará tu cuerpo yerto;
cuando el vendaval dormido del primer sol 
sople en   tus labios,
resucitarás sin saber que estabas muerta.
Desperezándote,
me buscarás en la tercera casa
para decirme que soñaste
con la cópula feroz y apasionada
entre un montacargas
y un jilguero;
que en pleno mediodía
las estrellas se precipitaban
y la luna colgaba de un crepúsculo ciego. 
Después tus plantas dejarán huellas húmedas
y al correr colina abajo,
vestida tan solo con el camisón, 
tus sueños
flamearán como jirones luminosos
desde el costado dormido de tu vida. 

Gocho Versolari

Ilustración: "Beatiful Nude with cala" by Artonline

lunes, 27 de julio de 2015

Paganini y la niebla (De "Cantigas Herejes" - Poema finalista en "El Amor y sus Raíces")

Poema finalista en el I CERTAMEN INTERNACIONAL DE POESÍA "EL AMOR Y SUS RAÍCES" - México 2015





En la tarde nublada,
Paganini
besa la cola al diablo
y lanza un suspiro después de cada ósculo.

Un Paganini espectral que se desliza
en cada una de las gotas
mientras la niebla
convierte el paisaje cotidiano
en un interno e ignoto territorio
ominoso y azul 

La  silla amable de los desayunos
tiende sus brazos y me rodea la cintura.
Me dices desde el baño
que temes una violación del espejo; que el linóleo
acaricia lúbrico tus pies desnudos.

Ahora la niebla se entroniza a sí misma.
Luego dirigirá su voz de desafío
a los árboles,
 a las cosas
y el violín del viejo Paganini
desplegará  bestias pequeñas y amarillas
por los parques etéreos y lejanos
de la reciente madrugada.


GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Masked Nude Figure with Violin II by Solus-Photography

domingo, 19 de julio de 2015

Fresco de un mediodía de verano (De "Poemas Anagógicos")



Cuélgate de las manos y balancea el cuerpo
hacia delante;
hacia atrás;
mientras las corolas de las flores hierven de deseo
y las abejas se derriten entre  aullidos silenciosos...

...hacia delante;
hacia atrás

y el fantasma del atardecer ronda el mediodía colosal
en que caminarás descalza por la fronda
sin el temor
de quemar tus plantas en la tierra bullente.

El mundo es un volcán
y en el aire se desbocan
los búfalos de la alegría.
Hay aprontes de eternidad
en el bramido del río,
en la rama que cae,
en el pájaro invisible que se contempla en una de tus huellas
como en un espejo.

Una gota de noche se desliza en la corola del sol;
por un instante,
un llanto breve anega las cosas
y luego continúa
 la plateada feria de la tarde.

Te coronaré con ligustros frescos
y entrarás en el pueblo a lomo de un pollino.
Al verte,
el cura entonará el Ángelus
y los cielos, la tierra y los árboles
modularán el contrapunto.

Húndete en la luz de las cosas.
Bajo tus plantas se desliza
 el río de la inmensidad.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: kassandra__majestic__inspired_by_royo_by_gestiefeltekatze

lunes, 13 de julio de 2015

Hay Poetas que son como Volcanes (de "Cantigas Herejes")



Es alto conocido
que a los volcanes no les encantan los humanos/
las estadísticas/como también los estudios
de volcanología confirman
su odio visceral hacia estos/
o el desprecio que sienten
hacia cualquier actividad humana
cerca de sus nidos/...

Daniel Montoly - Tratado de Volcanología


Hay poetas que son como volcanes;
durante días
arrojan al sol  ríos de insectos líquidos;
vomitan intolerantes sueños
que oscurecen la luna;
  engordan e iluminan
cenicientas pasiones.

Grupos de poetas simplemente humanos 
 pululan en los cráteres bullentes
mendigando chispas
y los vemos en los atardeceres,
cazando mariposas entre el humo
 y las lluvias lustrales de cenizas .

 No alcanza a los volcanes
 la  responsabilidad civil
ni la culpa terrestre
ni celeste
 cuando devoran algún poeta simplemente humano
que ha intentado emularlos,
vistiéndose con rojos oropeles
y escupiendo hacia arriba
 un simulado fuego de papel maché.

Los amasijos de carne y huesos abrasados,
aumentarán el río de pájaros candentes
que surge de las gargantas férreas,
aceradas;
tiernas como la aurora.

Con el último destello del cielo,
el gigante vuelve la vista a los poetas
que escapan despavoridos como hormigas
de los ojos ígneos,
bondadosos e inmensos
del volcán.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: volcano____by_herryhewy - DeviantArt

  

domingo, 12 de julio de 2015

Poema Lunar - (Finalista del concurso "El Embrujo de la Luna")




Toda mujer guarda la luna en la planta de los pies.
Desordenados, los hombres la buscamos
en los senos, en el sexo, en los ojos, en las piernas;
en el hueco de los hombros...
...y ellas andan descalzas
y la luna en las plantas
sube y baja
del talón a los dedos: navío al garete;
niño furioso y riente;
la esquiva luna en las pequeñas plantas
con misterios que crujen; con su carga de toros
y de recién nacidos; con su ímpetu
de bestias y de hombres.

Si besáramos las plantas
del talón a los dedos,
nos llenaríamos de luna la boca, la glotis, el esófago;
la vieja luna que invadiría las entrañas
para atragantar de claridad
la vida entera



GOCHO VERSOLARI


Certamen de Poesía " El Influjo de la Luna" (De "Letras como Espada) - Poema finalista.

Ilustración: Duong Quoc Dhin 


miércoles, 8 de julio de 2015

Poema Lunar 15 (de "Poemas desde el Tentáculo")




La luna se ha enamorado de mis pies.
y en una súbita emboscada
los ha invadido.
Cuando en la noche mis pisadas
iluminan a la totalidad del pueblo,
todos se postran para adorar la luz
que escapa de mis dedos gordos
y llega hasta tu cama
donde duermes con una corona de mirtos,
 las manos cruzando los pequeños pezones,
los labios entreabiertos esperando mi beso.

Entonces me pides
que te camine con mis pies de luna,
que te contagie la luz azul plateada;
 cráteres ancianos;
 ojos congelados.

Desde la colina
se acerca hacia nosotros
el azulado caballo de la inmensidad.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Serge Marshennikov 

viernes, 3 de julio de 2015

Me intoxico de Luz.




El sueño se ha vuelto verde
y no sabemos
si la muerte se ha adueñado de la sombra;
si la oscuridad dejó de ser
la madre cariñosa de la luz.

Y  no sabemos
 si los adultos
se han reunido en el otro cuarto
bajo los suspiros de la tenue bujía 
y susurran porque el niño duerme.

Escuchamos la lluvia caer sobre el techo de zinc,
aunque podrían ser las ruedas cavernosas
que nos conducen al mundo próximo;
para algunos la nada,
suspendida entre los cuadrantes rocosos del sol.
La nada, que según algunos
 interrumpe las risas
del animal de la alegría
con una gota azul de miedo
que cimbra en la punta de la aguja
con que la luna vacía los sonidos
y enarbola coronas de niebla
para nosotros, 
pobres mortales. 

Ahora,
mientras los adultos sueñan,
escapo como todas las noches por la ventana floja
hacia el lago donde la noche de verano
escuece silencios bajo mis pies. Una mano invisible
amasa  las estrellas
y las arroja de pronto sobre mi espalda,
sobre mi pecho,
sobre mi vientre...

Me intoxico de luz. 

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Ecstasy - Karen Cusolito and Dan Das Mann - Steel Sculpture